Cuando no estamos familiarizados con la moda sostenible es normal que se nos vengan ciertos mitos o prejuicios a la mente sobre este tema, es por ello que hoy nos hemos propuesto romper algunos de los mitos más comunes que podemos llegar a tener sobre la moda sostenible, y es que, esto más que una corriente de “moda” es un estilo de vida que busca crear un equilibrio entre nuestra pasión por la moda y nuestro amor al planeta.

¡Sigue leyendo si quieres conocer cuáles son los mitos más comunes en la moda sostenible!

  1. ES CARA

Primero necesitas definir, ¿qué es más caro para ti?

  1. Comprar cada semana o cada quince días una prenda nueva, porque la que compraste anteriormente después de la segunda o tercera vez de uso ha comenzado a dañarse.
  2. O la opción B, comprar una prenda que te va a durar probablemente años en buenas condiciones.

Es que, si comparamos el costo de una prenda vendida por alguna compañía “fast fashion”, contra alguna vendida por algún diseñador o marca ética, verás una diferencia del precio, debido a que la primera prenda fue elaborada con tela barata y de mala calidad, en alguna maquila de China o la India por una persona que gana 40 USD al mes, trabajando más de 12 horas al día en condiciones muy poco justas.

Mientras que, la segunda es una prenda fue hecha con materiales orgánicos y amigables con el planeta, fabricada por alguna marca con principios éticos que le brinda a sus trabajadores condiciones de trabajo y sueldos dignos. Este es un prejuicio muy común para quién no conoce nada acerca de la sostenibilidad en la moda, años anteriores la oferta de productos fabricados de una forma sostenible era mucho más limitada, por lo que probablemente los productos tenían costos un poco más

La clave de la moda sostenible es crear un cambio de filosofía en nuestro consumo, en donde este se disminuya, compremos piezas de mejor calidad, que duren más tiempo, además de

  1. TIENE MENOR CALIDAD

 Uno de los principios básicos de la moda sostenible es hacer que las prendas duren en buenas condiciones por más tiempo, por lo que esto es totalmente falso, cada fabricante de prendas bajo esta filosofía se preocupa por seleccionar los mejores materiales, con acabados que garanticen la vida de los productos.

  1. NO ESTÁ A LA MODA O NO TIENE ESTILO

Muchas personas relacionan la moda sostenible con ropa que podemos encontrar en ferias de pueblos históricos o mercados, que si bien son prendas muy lindas y folclóricas de estilos artesanales y que cumplen con los criterios de sostenibilidad, también es cierto que no son prendas que usemos en nuestra vida cotidiana,

  1. ES PARA ECOLOGISTAS EXTREMOS

Este es otro mito que se tiene sobre la moda sostenible, que sólo las personas desinteresadas por la imagen optan por ella como opción de vestido, sin embargo son cada vez más las personas entre artistas, diseñadores, bloggers, marcas y personas comunes como tu y como yo que optan por vestir de una manera más sostenible.

  1. ES MUY DIFICIL DE ENCONTRAR

 Siendo honestas en este punto efectivamente es muy poco común en México encontrar marcas con tiendas por las calles o en los centros comerciales del país, sin embargo, el internet es la mejor herramienta para encontrar productos que cumplan con estos estándares, ya que ahí se alojan la mayoría de marcas y diseñadores de moda sostenible.

Sin embargo, esta es sólo una de las tantas formas de vestir sostenible, actualmente hay muchas marcas y diseñadores, tanto a nivel nacional como internacional que cada vez optan más por crear productos con estilo, a la moda y de manera sostenible.

  1. “NO VOY A CAMBIAR EL MUNDO VISTIENDO SOSTENIBLE”

Si una persona pretende cambiar el mundo por si sola, probablemente le tomará toda su vida intentando pero le será muy complicado, sin embargo la moda sostenible trata de crear un colectivo, con personas que realmente estén dispuestas a hacer un cambio en su forma de consumo en material de moda y belleza.

Todos tenemos la posibilidad de aportar nuestra parte en pro de n mundo mejor, que respete a las personas animales y al medio ambiente, nuestros pequeños actos cotidianos son los que están dictando que tipo de sociedad somos y que clase de mundo queremos para el futuro.

Los grandes cambios siempre empiezan porque hay una minoría que se atreve a reclamarlos, hasta que al final se convierten en movimientos masivos que acaban generando un cambio real.

“Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.”

 Eduardo Galeano

 

 

Author CECÉBAZAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *